Haz esto y dale un boost a tu creatividad

Haz esto y dale un boost a tu creatividad

¿De dónde salen las ideas y la creatividad? Es algo que me preguntan mucho porque ven que estoy involucrado en diferentes proyectos creativos en los que he tenido que desarrollar grandes estrategias o grandes campañas.

Saber la respuesta a esa pregunta es importante. Estoy seguro de que, para poder alcanzar las metas personales y profesionales, cualquier persona va a necesitar de las mejores ideas para hacerlo.

En las clases que tenía, escuché a muchas personas decir que no eran creativos. Y no estoy de acuerdo.

El problema es que se relaciona la creatividad con el lado artístico de una persona: usar plumones de colores, hacer dibujos increíbles, hacer un diseño minimalista en la computadora o inventar la letra de una canción.

Cuando doy consultorías sobre creatividad, hay un comentario que casi siempre nos han hecho los clientes cuando estamos pensando en alguna solución a sus problemas: “Ustedes que son creativos, a ver qué se les ocurre”.

Yo no estoy de acuerdo con esos comentarios. Todos somos creativos. Ser humano es ser creativo. 

Aquí está la cuestión. Durante todos nuestros años en la escuela no practicamos la creatividad. Y no haberlo hecho hace que cuando crecemos, tampoco la practicamos mucho.

Ni buscamos hacerlo.

No tienes que saber dibujar o saber elegir la combinación de colores perfecta para poder decir que eres creativo. Puedes empezar haciéndote preguntas a ti mismo sobre cómo puedes hacer algo diferente, lo que sea. Tayloe Harding, de la Universidad de Carolina escribió un artículo para la Arts Education Policy Review, en el que resalta que ser creativo significa mucho más que imaginar o crear algo que no existe, como muchos creen. Y propone un nuevo significado para la palabra creatividad:

“Es esa fuerza dentro de cada uno de nosotros que aparece cuando empezamos a sentir la necesidad de responder una pregunta sin respuesta, o con una mala respuesta, y empezamos a imaginar más de una nueva solución”.

Me encantó. Así de sencillo es ser creativo. Tan fácil como hacerte esas preguntas y utilizar tu potencial para imaginar mejores maneras de hacer las cosas, aunque sea haciendo pequeños cambios. Y las posibilidades de lo que alguien pueda descubrir imaginando esas respuestas o cambios son infinitas. 

Pero a veces siento que imaginar y soñar, no es tan común como creemos. Estas son las cosas que tenemos que empezar a hacer para practicar más nuestra creatividad:

1 Observar

Cada vez es menos común que las personas presten atención a lo que está a su alrededor. Todos tratan de ocupar su vista, su atención, y sus manos a una sola cosa: su celular.

¿Te suena conocido el nombre de Walt Disney? A quién no. Tiene un poco de experiencia de la que podemos aprender. Luego de crear una de las empresas más grandes en la historia del entretenimiento, lo que dijo fue esto: 

“Las ideas son el resultado de la curiosidad”.

Y el más famoso líder creativo en la industria de la tecnología, Steve Jobs, dijo lo mismo, pero, con otras palabras:

“Las nuevas ideas vienen de observar algo, de hablar con personas, de experimentar, de hacer preguntas y de salir de la oficina”.

2 Dejar que tus acciones hagan el pensamiento

Este ya no es el siglo de las ideas. Ahora somos más de siete mil millones de habitantes. Seguramente ya tienes una idea. Lo que falta, es la ejecución. Y este siglo, es el de los ejecutores. Los que le ponen acción a sus planes.

Así que deja de pensar tanto. Agarra la idea que ya tienes, y proponte mejorarla en el camino. Si te esperas a que la idea sea perfecta para empezar a desarrollarla, nunca lo harás. Porque nunca será perfecta.

3 No esperar inspiración

Esto es cierto: la inspiración está sobrevalorada. Le damos más poder del que deberíamos. No pude darme cuenta de eso hasta que leí el libro “Creatividad, S.A.” del director de Pixar, Edwin Catmull. Lo que aprendí de cómo hacen las cosas: no le dejan todo el trabajo a la inspiración. Ellos ven la creatividad como un proceso. Uno muy largo. Uno muy frustrante.

En Pixar. así es como lo hacen. Tienen una idea, muy imperfecta. Y entran a lo que ellos llaman, a un proceso iterativo. Volver a trabajar sobre algo que ya habías trabajado. Volver a reflexionar sobre la idea que ya habías reflexionado.

En pocas palabras, la creatividad es retrabajo. Ellos mismos aceptan que es 5% inspiración y 95% frustración. Por eso es muy importante que te guste lo que haces. Porque sea lo que sea que estés haciendo o tengas pensado hacer, para que sea increíble, va a requerir de mucho retrabajo.

Si ellos pasan dos, tres o cuatro años perfeccionando una sola historia, tú también puedes dedicarte a hacer lo mismo con tus proyectos e ideas. Pero nunca abandonarlas pensando que no son buenas.

A mí también me pasó. Había días que no me sentía inspirado para escribir y terminar un libro entero. Pero recordaba que al día siguiente iba a ser mejor editar una página ya escrita, que editar una página en blanco.

Por último

Y así como esas historias, hay miles. Así que jamás te sientas culpable, triste o desesperado por no tener una buena idea. Mejor toma una pluma azul, elige una libreta, respira, observa lo que hay a tu alrededor, anota tus ideas, y desarróllalas.

Haz que esa idea sea buena. Olvídate de estar inspirado. Sólo hazlo.

Al día siguiente, revisa tus notas del día anterior. Te aseguro que se te va a ocurrir cómo mejorar lo que escribiste. Haz más notas. Con eso, ya estarás haciendo lo mismo que hacen en la empresa más creativa del mundo. Y en muchas otras que han cambiado el mundo. 

Y si quieres llegar al siguiente nivel de creatividad, ejecución, organización y propósito personal/profesional, aquí te dejo el link de mi libro. ¿Prefieres la versión para Kindle? Aquí está.

(Puedes descargar el primer capítulo aquí)

1 Comment

Submit a comment

Deja un comentario